Reciba el Boletin de noticias de la inocuidad de los alimentos directo a su bandeja de entrada cada semana.

Mar, Abr 16, 2024

499 brotes de toxiinfección alimentaria en Aragón desde 2014 con 3.878 afectados

Image

 

En Aragón, se han investigado 499 brotes de toxiinfección alimentaria entre 2014 y 2023, afectando a 3,878 personas con 255 hospitalizaciones y dos muertes. La incidencia de brotes osciló entre 1.6 y 6.6 por cada 100,000 habitantes, con lugares más comunes como hogares (56%) y restaurantes (27%). Las toxiinfecciones alimentarias son un problema global de salud pública, con múltiples agentes causantes, y la prevención se centra en la educación sobre la manipulación y conservación de alimentos y la higiene personal. A continuación, la nota completa

 

El último Boletín Epidemiológico de Aragón ha informado este jueves que desde el año 2014 hasta 2023 se han investigado 499 brotes de toxiinfección alimentaria (TIA). Durante estos 9 años, 3.878 personas enfermaron por TIA, 255 requirieron hospitalización y dos fallecieron.

La incidencia de estos brotes por cada 100.000 habitantes ha oscilado entre de 1,6 en 2020 y 6,6 en 2017.

Se considera brote si existen dos o más casos de una enfermedad o cuadro clínico asociado a una fuente común de transmisión alimentaria. Los ámbitos donde tuvieron lugar fueron, por orden decreciente, los domicilios particulares (56%), la restauración (27%), las instituciones (13%) y otros (4%).

Las toxiinfecciones alimentarias constituyen un problema de salud pública mundial. Su declaración es obligatoria, urgente y resulta esencial para iniciar la investigación e instaurar las medidas de control. 

Los agentes causantes son variados e incluyen bacterias, virus, parásitos, organismos marinos y sus toxinas, hongos o toxinas químicas. Aunque cualquier alimento puede asociarse con un brote de TIA, algunos son más propensos a estar contaminados como son las carnes crudas o poco cocinadas, la leche no pasteurizada, mariscos crudos, frutas o verduras. El agua también puede estar contaminada y ser fuente de un brote de TIA. 

Las medidas de educación sanitaria en relación a la elaboración y conservación de los alimentos resultan de especial importancia para la prevención y el control de brotes de TIA. Así mismo, se debe prestar atención a las medidas de higiene personal durante la elaboración de comidas, sobre todo el lavado frecuente de manos y la limpieza de los utensilios de cocina.

Fuente: heraldo.es

15 feb 24

Otras noticias

Image
Image